Si tienes que llevar mascarilla en los eventos, que sea inteligente.


¿Qué tal una mascarilla facial inteligente que puede traducir las conversaciones a nueve idiomas diferentes?

Se llama C-Mask y funciona a través de Bluetooth. Fabricada en plástico blanco se puede colocar sobre nuestra mascarilla quirúrgica (o cualquier otra que utilicemos), para emparejarla por bluetooth a un smartphone o una tablet.

Lo importante es que el dispositivo tenga internet. A través de una app, es capaz de traducir lo que hablamos y reproducirlo para que los demás nos escuchen. La mascarilla graba tu discurso y lo transcribe en notas de texto que se traducen al idioma elegido a la velocidad de una conversación normal. Por si fuera poco, permite hacer llamadas, grabar, y aumentar el volumen de voz.

C-Mask, la mascarilla inteligente, y traductora.

Las 5.000 unidades iniciales se vendieron al precio de 37 dólares. Un ingenioso producto de la start-up japonesa Donut Robotics. De momento, las primeras unidades traducirán del japonés a otros ocho idiomas y su éxito parece asegurado cuando hace unas semanas, al abrir un crowdfunding para desarrollarlas, consiguieron un apoyo de 27 millones de yenes (225.000 euros, aprox.) cuando en realidad solo pedían siete (59.000 euros).

¿Imaginas esta posibilidad en tus eventos híbridos?

Translate »